¿Cómo elegir la Mascota ideal para mi familia?

Tener una mascota en la familia es algo hermoso y a veces, se siente como que el hogar no está ni siquiera completo si falta uno. Sin embargo, así como hay distintos tipos de familias, necesidades y personalidades, también hay distintos tipos de mascotas, por lo que al momento de elegir una lo mejor es pensarlo y preguntarse ¿Cuál es el animal más adecuado para mi hogar?

Perro o gato:

La mayoría tiende a elegir entre estos ya que son los más comunes y los más fáciles de domesticar.

Los perros se recomiendan para familias con niños ya que son más juguetones y amigables. Aún así, tienes que fijarte en la raza del perro y/o su carácter, ya que no todos los perros se llevarán bien con los niños o serán del tamaño adecuado para tu hogar. Para esto, al momento de comprar/adoptar encárgate de hacer todas las preguntas necesarias respecto a la personalidad del perro, si es más activo o ruidoso o si es fácil de entrenar .

Toma en cuenta que un perro requiere mayor atención que un gato y si pasa mucho tiempo solo puede llegar a deprimirse.

Si vives en un departamento pequeño lo mejor será un gato o un perro de raza pequeña. Los gatos tienen como ventaja que son muy limpios y suelen hacer sus necesidades en el mismo lugar, además, son más ágiles y causan menos accidentes que los perros.

Pájaro o pez:

Estas especies son las preferidas de la gente que pasa muchas horas fuera de casa.

Los peces o pájaros son ideales para personas que viven solas o parejas que están poco tiempo en casa, también para niños de entre 4 y 10 años ya que no pueden manipularlos tan fácilmente.

La gran ventaja de estos es que requieren poco espacio, mas el vínculo que establecerás con ellos será muy distinto al que tendrías con un perro o un gato.

Tortuga, conejo o hámster:

Las tortugas no son buenas para niños pequeños, ya que estos los pueden tomar un poco como juguetes. Un niño mayor ya es capaz de atenderla, interesarse y ocuparse de los cuidados básicos.

Los hámsters son algo más divertidos, pero requieren más cuidados y son más delicados que las tortugas, mientras que los conejos necesitan por lo general de un espacio donde puedan correr, de lo contrario pueden deprimirse por la falta de actividad física o engordar demasiado, así que si vives en un departamento pequeño, piénsalo dos veces antes de comprar un conejito que vaya a vivir encerrado en una jaula.

Todos estos son pequeños, silenciosos y caben prácticamente en cualquier lado.

¿Qué mascota has elegido tú?

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *