DOGA: Yoga con tu Perro

Porque algunos dueños creen que los viejos trucos son demasiado ordinarios para sus mascotas
Hay quienes llevan su perro consigo a todos lados: paseos en el coche, parques, fiestas, citas e incluso al yoga. Increíble pero cierto, las clases de Doga, como se le conoce a esta disciplina, están diseñadas para tener un momento especial lleno de energía positiva junto con tu can.

Y mientras algunos han recibido la práctica con los brazos abiertos, muchos la rechazan categóricamente porque creen que adaptar las clases para compartirlas con un perro puede trivializar y desvirtuar toda la filosofía detrás del yoga.

Estiramientos, masajes y cantos son parte de las actividades que se realizan en estas clases que, según sus practicantes, los acercan más a sus mascotas. En ciudades como Nueva York, las clases son tan populares que cada vez hay más lugares donde tomarlas, sobretodo después de que muchos especialistas y practicantes mismos han notado cambios significativos en el comportamiento de perros nerviosos o ansiosos después de tomar algunas clases de Doga.

Los perros participan en las clases fungiendo como peso para balancear a su dueña además de algunos ejercicios de relajación y estiramiento. Parece que los días de correr en el parque y lanzar una pelota se acabarán pronto, especialmente para los perros capitalinos o ¿será que solo es una moda pasajera?

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *