Pastor Blanco Suizo

Pastor Blanco Suizo

El Pastor Blanco suizo se ha convertido en una raza única y bastante popular, en especial en Estados Unidos y Canada. Los primeros perros de esta raza fueron importados en ésos países  principio de los años setenta, en la actualidad existe un gran número de razas puras de linajes con  varias generaciones, distribuidas por toda Europa.

El perro Pastor Blanco Suizo fue formalmente inscrito como una nueva raza en junio de 1991, en el apéndice del Libro de los Orígenes suizo (LOS). Es descrito como un perro de pastoreo, de tamaño mediano, es robusto y musculoso, con orejas erguidas y pelaje doble, de longitud mediana o larga, y cuerpo alargado, que se traduce en una figura elegante y armoniosa.

Dentro de sus características como mascota se destacan su capacidad como  perro de familia y de compañía, cariñoso, que adora a los niños. De igual manera es considerado un excelente guardián muy vigilante y un perro de trabajo lleno de energía, que se caracteriza por su agilidad.

Comúnmente se cree que el Pastor Blanco suizo es albino  por su pelaje blanco, y que posee  alguna anomalía genética, ya que se le tiende a comparar con el pastor alemán por sus atributos físicos, pero justamente el Pastor Blanco Suizo es el antepasado del pastor alemán.

Albino y blanco son conceptos totalmente distintos, los perros albinos no tienen pigmentación normal, por lo que su piel suele ser rosa pálida y sus ojos son muy claros y pálidos. En cambio los perros blancos que no son albinos, tienen ojos y pelaje más oscuros y tampoco poseen  los problemas de salud de los perros albinos.

El blanco es el color típico de esta raza desde sus orígenes y está especificado como el color del pelaje en el estándar de la raza.

 

 

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *