Hurón

¿Qué está pensando mi hurón? Claves para entenderlo mejor

Los hurones no son como la mayoría de las mascotas que seguro hemos estado acostumbrados a tener desde chicos, y por lo tanto, muchas veces su comportamiento normal nos parece extraño o preocupante, cuando no debería ser así.

Para evitar que pienses que tu hurón está loco o tienes que llevarlo al veterinario a revisarlo porque estornuda frecuentemente o salta por todos lados de repente, te daremos algunas claves para entender mejor su comportamiento y distinguir lo normal, de lo anormal:

1. “Mi hurón me muerde”: Los hurones no son animales agresivos, al contrario, son muy juguetones y su manera preferida de jugar es con los mordiscos. Éstos por lo general son inofensivos y sólo una manera de demostrarte que está contento, pero debes tener cuidado cuando se vuelven más fuertes de lo normal.

Es importante que chequees si tiene su vacuna de la rabia al día, también conocer la manera en la que vivía con su dueño anterior. Si normalmente él no es agresivo y tiene sus vacunas al día, cuando muerda fuerte puede ser señal de dolor, es decir,  deberás llevarlo de inmediato al veterinario para chequear qué ocurre.

De todas formas, la mejor manera de controlarlo es que cuando te muerda más de la cuenta le frotes con fuerza el pelaje o lo retes con una voz dominante.

2. “Mi hurón se volvió loco”: Cuando están sanos y felices, los hurones lo demuestran con su propia “danza de alegría”, cuando se tiran al suelo, corren de un lado a otro, se muerden su cuerpo y dan vueltas por un largo rato haciendo ruidos raros. No se trata de que esté poseído o algo así, es que está contento, lleno de vida y quiere demostrarlo.

3. Sus rutinas de sueño: Estos animales duermen como pocos otros y confían en que tú estás ahí protegiéndolos mientras descansan, por lo que se sumergen en un sueño profundo, tan profundo, que un dueño inexperto podría ponerse nervioso creyendo que su mascota se ha muerto o está inconsciente.

Eso sí, si repentinamente tu hurón empieza a tomar siestas muy profundas y largas, quizás deberías llevarlo al veterinario para asegurarte de que todo esté bien.

4. Los “robos” y excavaciones: Uno de sus juegos favoritos y los que menos les gustan a los dueños, es el hacer hoyos y esconder tesoros. Te guste o no, este es un comportamiento totalmente normal de los hurones y que no va a parar nunca, al menos mientras se encuentren sanos y activos, puesto que es de cierta forma una manera de demostrarlo.

El coleccionar y guardar cosas es parte de su instinto, se trata para ellos de crear un nido. A algunos hurones les gustan los objetos peludos o acolchados, otros prefieren los calcetines o las cosas brillantes, pero si les das desde un principio ciertos artículos para que “robe” y mantienes tus llaves y objetos importantes lejos de su alcance, este hábito se hará más llevadero para todos.

5. Enséñale a orinar y defecar donde debe: Entrenarlos es relativamente sencillo, pero tendrás que asegurarte de poner una bandeja de aseo en una esquina, ya que ese es el lugar donde les gusta hacerlo.

6. Comportamientos extraños: Así como en todos los animales, sí existen ciertos comportamientos en los hurones que oficialmente deben ser considerados anormales. Si ves que rasca su boca con sus patas muy fuertemente, es señal de que tiene náuseas y si se está arrancando el pelo cuando se muerde, es porque tiene pulgas o alguna infección.

Aunque es normal que estornude de vez en cuando por andar constantemente escarbando o metiéndose en lugares con polvo, si lo está haciendo más frecuentemente de lo normal puede estar resfriado. Los hurones son propensos a contagiarse las enfermedades virales de los humanos.

Ellos son castrados desde muy chicos, pero aún así algunos suelen montar juguetes o tomar actitudes de comportamiento sexual. Ello podría indicar un desorden hormonal por lo que en este, y todos los demás casos mencionados anteriormente, deberás llevar a tu hurón a una revisión veterinaria.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *